En los eSports de Call of Duty, los equipos compiten en una serie de intensos modos de juego por objetivos, cada uno con sus propios estilos, reglas y estrategias. Punto caliente es el modo de juego más rápido del mundo competitivo de Call of Duty, con una serie de objetivos en rotación que mantienen siempre a los jugadores en marcha. A lo largo de la partida, los jugadores de ambos bandos tratan de conservar estas posiciones para ganar puntos para sus equipos. Infórmate sobre Punto caliente:

Objetivo del modo

En Punto caliente, los equipos luchan por controlar zonas objetivo del mapa que van rotando. Un equipo gana un punto por cada segundo que un jugador ocupa un punto caliente sin resistencia. Una vez transcurridos 60 segundos sobre un objetivo, este cambia a una nueva ubicación del mapa. Gana el primer equipo que llegue a 250 puntos.

La rotación de objetivos fija desempeña un papel fundamental en la estrategia de Punto caliente. Los objetivos se mueven en un mismo orden preestablecido en cada partida, lo que permite a los jugadores prever la siguiente zona que habrá que disputar. El concepto de "rotación" o de trasladarse con antelación queda muy arraigado en los jugadores de máximo nivel, que renuncian a los últimos puntos del objetivo actual para establecer defensas en la nueva zona objetivo.

Posición en el mapa

Además de la posición de los objetivos, los jugadores también están al tanto de la posición de sus compañeros y sus enemigos. Los jugadores se comunican constantemente durante la partida, avisando de las posiciones y caminos que cubren. Lo mismo se puede decir de la atención al enemigo, pues los compañeros comparten su visión de los enemigos para que ninguno de ellos se adentre con impunidad en el territorio vigilado. Los jugadores siguen necesitando ganar sus tiroteos, pero un buen posicionamiento y un buen apoyo ayudan al equipo a mantener una presencia constante en un objetivo.

Conseguir la remontada

Las remontadas son un aspecto emocionante de todas las competiciones, y Punto caliente ofrece el escenario perfecto para enfrentamientos reñidos. Si un equipo logra establecer una defensa impenetrable en puntos calientes consecutivos, podrá compensar fácilmente las diferencias de puntos del marcador. Un factor que llega en auxilio del bando en desventaja en Black Ops III es el nuevo temporizador del juego, que solo desciende si un jugador está ocupando un punto caliente. En lugar de jugar a la defensa pasiva y dejar que el límite de tiempo les haga el trabajo, los equipos en cabeza ahora tendrán que esforzarse toda la partida para asegurar su victoria.

Hay pocos momentos en los eSports de Call of Duty que sean más emocionantes que una partida de Punto caliente decidida en una última colina. Todo está en juego en ese momento, ya que las rachas de puntos, las armas de especialista y las aptitudes de especialista se ponen sobre la mesa para inclinar el combate a favor de un equipo. Pero, muy a menudo, todo se decide en ese último tiroteo sobre el objetivo que marca la diferencia entre una victoria de infarto y una dolorosa derrota.

----

Echa un vistazo a los artículos sobre otros modos de juego competitivos:

Para estar al tanto de las últimas noticias, conecta con CallofDuty.com/eSports y @CODWorldLeague en Twitter.